Principal

​Los principales desafíos de implementar un sistema ERP

Rate this post

El ERP es un software de gestión empresarial que automatiza todos los procesos de una empresa, mejorando la calidad de sus procedimientos y de los servicios que ofrece a sus clientes. Tal como dice su nombre (“Enterprise Resource Planning”), este sistema ayuda a planificar los recursos de una empresa y permite controlar la cadena productiva de una compañía en su totalidad.

Como es una herramienta tan importante para todo empresario, y como queremos que sea una real aporte para el negocio, su implementación, en sí misma, es un desafío, puesto que requiere de un análisis de distintos aspectos que se deben considerar, para que la inversión que significa su puesta en marcha valga la pena.

El principal reto en esta situación es disminuir el riesgo que una empresa corre al invertir tiempo y dinero en esta herramienta, para lograr un óptimo funcionamiento del sistema. Para ello, es preciso entender esta tarea como algo integral, de toda la compañía, y no solo del área de finanzas ni de los administrativos de ésta.

Se debe lograr una cooperación de todas las áreas de la empresa, logrando una visión compartida, que se manifieste en metas comunes del proyecto, puesto que sus beneficios llegarán a todos, pero los costos de la implementación serán, también, compartidos.

Como el ERP implica mejorar los procesos de la empresa y un aumento de la productividad, todo esto significa cambios, cambios que es necesario hacer para mejorar y lograr posicionarse en un mercado cada vez más competitivo.

Es decir, otro importante desafío a tener en cuenta es estar completamente decididos a aceptar las modificaciones que la implementación de un nuevo sistema requiere, con todos los costos que esto implica. Y, aunque en cualquier organización es complicado cambiar las malas prácticas que vuelven más lento el proceso productivo, es necesario que todos los trabajadores sean flexibles a estos retos, adaptándose rápidamente a los cambios que la compañía necesita, para que la implementación del ERP sea lo menos costosa, en todo sentido.

Finalmente, el mismo software representa un reto en sí mismo, porque, como toda herramienta nueva, es necesario aprender a usarla antes de iniciar su funcionamiento. Por eso, se debe capacitar y enseñar a quienes están en permanente contacto con este sistema, para aprovechar al máximo los beneficios que trae a la empresa.

Conocer los desafíos que la implementación del ERP trae a la compañía permite enfocarnos en los puntos conflictivos, para solucionarlos rápidamente, optimizando la relación de la empresa con las nuevas tecnologías que, sin duda, le darán una ventaja frente a la competencia.

, ,

No comments yet.

Deja un comentario